A mayor cantidad de usuarios, mayor atractivo para los piratas informáticos; esto es así, ¿verdad? Parece ser que para Facebook esta tendencia se cumple, ya que la red social es cada vez más popular entre los ciberestafadores.

facebook-spam

Entretanto, la plataforma online cuenta con más de mil millones de cuentas, de las cuales, solo en España hay 18 millones. Un verdadero paraíso para los hacker. La ignorancia de muchos usuarios acerca del uso de internet hace que la plataforma les resulte particularmente interesante.

Una tendencia muy popular es, entre otras, la de crear páginas de seguidores falsas. Los propios usuarios pueden crear estas para cualquier empresa mediante una función. Pero hay delincuentes que aprovechan esta función para sus propios fines y hacen publicidad en sus páginas en nombre de empresas de renombre. Por ejemplo, supuestamente se reparten vales por valor de 25 € entre los primeros 50 000 usuarios que hagan clic sobre «me gusta», lo que naturalmente no es cierto. Sin embargo, estas páginas pueden reconocerse fácilmente, ya que la mayor parte de los textos están escritos en un alemán incorrecto en el que el uso adecuado de la gramática brilla por su ausencia.

Los correos falsos de Facebook son otro método por el que los piratas informáticos se hacen de vuestros datos. Si se desea, es posible recibir información de cualquier actividad que tenga lugar en Facebook a través del correo electrónico. Los delincuentes también sacan provecho de ello y han copiado el diseño de estos correos a escala 1:1, de tal manera que apenas pueden distinguirse de los auténticos. Por muy similares que puedan ser los originales y las falsificaciones, hay una gran diferencia entre ellos. El enlace del correo real lleva directamente a Facebook, mientras que el del falso conduce a una página elaborada por los delincuentes que, por lo general, está provista de malware, virus y troyanos.

También tenéis que estar atentos a los denominados hoaxes o engaños. Son mensajes falsos que se difunden a través de Facebook con el fin de proporcionar al autor mucha atención en forma de «me gusta» o de polémica. Pero en realidad se manipula la ingenuidad de algunos usuarios de Facebook, que pueden llegar a sentirse muy inquietos ante dicha opinión.

Así es que, si tenéis apego a vuestros datos, ¡mantened los ojos abiertos en el World Wide Web!

 

 

¿Es Facebook el nuevo oasis del spam?